jueves, marzo 02, 2017

CÓMO SALIR ILESA DE UNA MISMA

Llegó Marzo y ya podemos anunciar que el libro "Cómo salir ilesa de una misma" está disponible en la web.

Y en Librería Bartleby, en Gnomo y en Arrebato Libros (La palma 21, Madrid)
Pronto en más librerías, Casa del libro y La Central. 
Distribuido por Arrebato Libros
"Cómo salir ilesa de una misma" es una catarsis por la que toda persona debería pasar alguna vez: el arrepentimiento, el dolor, el perdón. El propio, sobre todo, porque no es fácil desprenderse de tanta basura acumulada, de relaciones dolorosas, de toxicidad gratuita e innecesaria. Este libro habla de usted, de mí, de lo vivido, del dolor y de lo que se nos viene encima. (Diana Aller)



jueves, diciembre 01, 2016

UN NIDO

Ya lo tengo entre las manos recién salido de imprenta, oliendo a ramas tiernas: 
"UN NIDO" <3 span="">
Al ser una autoedición limitada solo lo podéis pedir a través de la web:
http://www.anaelenapena.es/tienda/
Y en Librería Bartleby y Gnomo (Valencia)
**Un nido acoge entre sus hojas un puñado de textos breves y poemas que nos acercan a la experiencia de la infertilidad, a la vez que se establece un diálogo íntimo con la obra de García Lorca, 'Yerma', mostrando la universalidad y atemporalidad del dolor de la mujer que, pese a su deseo, es incapaz de engendrar un hijo.**
(sí, esa soy yo :( 

viernes, octubre 28, 2016

UN JUEGO

Vamos a fingir estar alegres todo el tiempo.
Mostrándonos satisfechas,
impasibles y de hermosura relajada,
como antiguas bellezas de postal.
Vamos a pretender
que nunca nos partieron el corazón
y que la muerte jamás nos rozó con sus dedos fríos.
Simulemos
que nunca nos menospreciaron ni nos dijeron eso de:
“tú no sirves”,
“no sigas intentándolo”
“mejor calla”,
“confórmate”.
Retengamos los quejidos,
los gritos, el descontento y las lágrimas por siempre,
que no se diga que somos flojas, groseras, desagradecidas o ilusas.
No permitamos entrar en casa a la pesadumbre,
la rabia y la pena.
Vamos a jugar a creernos resignadas y mansas
dibujando con trazo firme una sonrisa amable en los labios, imperturbables ante la injusticia
y atentas a los deseos e imperativos ajenos...
¡A ver quién revienta antes!