domingo, octubre 12, 2008

El lado oscuro del corazón

”Me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo; un cutis de durazno o de papel de lija. Le doy una importancia igual a cero al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco o insecticida. Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaría el primer premio en una exposición de zanahorias. Pero eso sí, y en esto soy irreductible, no les perdono bajo ningún pretexto que no sepan volar, si no saben volar pierden el tiempo conmigo”. (Oliverio Girondo)

Esta es mi versión personal:

"Me importa un pepino que un hombre tenga los glúteos como cataplasmas o como cocos peludos, un cutis lleno de granos, arrugas, o un ojo bizco. Le doy importancia cero al hecho de que el tamaño de su miembro sea igual al de un choricillo de cantimpalo que al de una butifarra catalana. Soy perfectamente capaz de soportar que me vomiten encima tras una noche de borrachera. Pero eso sí, y en eso soy irreductible, no les perdono bajo ningún pretexto que tengan faltas de ortografía." (Ana Elena Pena)

Cuando tengo miedo a morir o a matarme, a enfermar de nostalgia, a vomitar en los lavabos o a perderme en ellos, cuando no tengo a nadie que me bese en los semáforos y que baile conmigo, escucho boleros como este:
http://es.youtube.com/watch?v=4o4GxSGZGNA&feature=related


¿que es eso del cantimpalo, cari?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hummm.... guapísima (con acento). Jeje.

Canalla dijo...

Pues leeme. Besos, abrazos y saludos (no necesariamente en ese orden).

El pornógrafo dijo...

mmmmm, muy guapa

Cocainexperiences ... dijo...

... a mí me pierden las mujeres que piden "cocretas" ...

Ciao ...

Vane dijo...

Me ha encantado tu versíón!
Besitos

El Hombre Confuso dijo...

Me mata la foto. Me mata!! Que sexy estás murciana!