jueves, diciembre 01, 2016

UN NIDO

Ya lo tengo entre las manos recién salido de imprenta, oliendo a ramas tiernas: 
"UN NIDO" <3 span="">
Al ser una autoedición limitada solo lo podéis pedir a través de la web:
http://www.anaelenapena.es/tienda/
Y en Librería Bartleby y Gnomo (Valencia)
**Un nido acoge entre sus hojas un puñado de textos breves y poemas que nos acercan a la experiencia de la infertilidad, a la vez que se establece un diálogo íntimo con la obra de García Lorca, 'Yerma', mostrando la universalidad y atemporalidad del dolor de la mujer que, pese a su deseo, es incapaz de engendrar un hijo.**
(sí, esa soy yo :( 

viernes, octubre 28, 2016

UN JUEGO

Vamos a fingir estar alegres todo el tiempo.
Mostrándonos satisfechas,
impasibles y de hermosura relajada,
como antiguas bellezas de postal.
Vamos a pretender
que nunca nos partieron el corazón
y que la muerte jamás nos rozó con sus dedos fríos.
Simulemos
que nunca nos menospreciaron ni nos dijeron eso de:
“tú no sirves”,
“no sigas intentándolo”
“mejor calla”,
“confórmate”.
Retengamos los quejidos,
los gritos, el descontento y las lágrimas por siempre,
que no se diga que somos flojas, groseras, desagradecidas o ilusas.
No permitamos entrar en casa a la pesadumbre,
la rabia y la pena.
Vamos a jugar a creernos resignadas y mansas
dibujando con trazo firme una sonrisa amable en los labios, imperturbables ante la injusticia
y atentas a los deseos e imperativos ajenos...
¡A ver quién revienta antes!

sábado, septiembre 24, 2016

SÉ AMABLE


¡Qué sabe nadie de las tristezas de nadie!
De las batallas diarias con mil piedras distintas a cuestas
y el desvelo en la noche con la almohada como único testigo.
Qué sabrá nadie de esas lágrimas a escondidas
-por pequeñas y secretas cosas-
que intentas ahogar con esforzado orgullo
hasta que las sientes, saladas y tibias, en la comisura de los labios.
Qué sabrán...
de las ausencias que ocupan un espacio inmenso,
de esos sueños que no fueron más que polvo cósmico
barrido en pos de victorias más prosaicas.
De los familiares enfermos con tez amarillenta y aliento a muerte,
de los niños que no nacen o parten antes de tiempo,
de las añoranzas, del 'quépudoserynofue',
de las carencias, las angustias y los pequeños dolores
(-ponme la mano aquí, Macorina-)
de todas aquellas personas que nos cruzamos en la calle
y en cada esquina y lugar.
¡Qué sabrán!
Y como nadie sabe, ni sabemos:
sé amable, por favor.
Sé amable siempre.


Puedes pedir los libros aquí:
http://www.anaelenapena.es/tienda/