viernes, abril 10, 2015

Vamos a follar hasta que nos enamoremos

Ya está el libro a la venta en la web. Lo hemos hecho con mucho amor, cuidando cada detalle, tanto de los textos como del diseño interior.
Es una autoedición limitada y lo podéis comprar aquí
http://www.anaelenapena.es/tienda/

El envío es certificado, y los libros llegan, además, cuidadosamente envueltos.
Lo podéis encontrar también en Librería Bartleby (C/Cádiz 50) y Gnomo C/Denia 12
Pronto en Arrebato Libros (Madrid) y Barcelona (La central)

Esta tienda me hacetambién envíos nacionales e internacionales (México, Colombia, etcétera)

http://gnomo.eu/collections/ana-elena-pena


-Entre las piernas-
¿Que qué tenemos las mujeres entre las piernas?
Una trampa para zorros
Un negocio millonario
Un bosque en el que perderse
Una chistera mágica
Un panel de miel
Un misterio insondable
Una marabunta hambrienta
Un pozo de muerte y de amor
Un túnel de estrellas que comunica con el cosmos,
alumbrando vidas infinitas desde el principio de los tiempos
que a veces solo parece
una herida sin curar.


"Vamos a follar hasta que nos enamoremos"- Ana Elena Pena 


Sinopsis:
Este ejercicio de romanticismo sucio en pequeños actos es un grito contra el artificio, contra lo superfluo, contra ese barniz con el que tanto nos empeñamos en cubrirnos para seducir al amante de turno, limpiamente, sin dejar huella. Pero también es un manual para no claudicar; para no dejarse arrastrar por el delirante ciclón fast-food que la propia sociedad impone barriendo todo resquicio de enigma, de singularidad, de magia que nos impulse a relacionarnos, pensarnos e imaginarios fuera de los dictados pornográficos del capital. Con todo, una brecha de esperanza articula este pequeño libro, más pensado para ser mordido que para ser leído, en ser pensado pero también en ser sentido. Los textos de Ana Elena Pena confirman que el sexo es esa dulce enfermedad de la que no dejamos de enorgullecernos día tras día hasta el hastío." 
Prólogo de Alejandro Serrano Sierra

jueves, abril 09, 2015

TRUCO

Me dijeron:
-Cuidado con esa, que está loca.-
Y yo, sin pensarlo un instante, me asomé a esa mujer,
como quien contempla un precipicio
venciendo el vértigo y la náusea.
Abracé el desorden de su pelo y de su cama,
apaciguando el ruido
y perfilando sus sombras para que pudiera nombrarlas.
Monté guardia noche tras noche a los pies de su lecho,
para que perdiera el miedo a abandonarse al sueño y a abandonarse a mí.
Con el dedo índice, escribí su nombre en la palma de mi mano
y al cerrar el puño la tuve para siempre en mi bolsillo.
Bastó tenacidad, adoración y un pequeño truco de magia.
No sé si fue una insensatez,
pues presumo de ser alguien muy cuerdo,
pero me advirtieron que me cuidara de ella,
y sin embargo
 la cuidé.

lunes, febrero 02, 2015

Somos nuestros errores y nuestros errores

Somos nuestros errores y nuestros horrores, cara a cara, sin filtros. Pero somos muchísimas cosas más. Recuerdo especialmente mi etapa más jodida, entre los 20 y los 23 años, cuando me autolesionaba e iba con los brazos llenos de cicatrices, y en todos mis cuadros aparecían muñecas mutiladas o crucificadas. Recibía anónimos maliciosos, llamadas extrañas… Me quedó claro que hay gente que disfruta demonizando a ciertas mujeres que se salen de la norma o que resultan sospechosas, oscuras o incluso poderosas de modo latente. También hay quien espera ver a estas mujeres finalmente haciéndose pedazos, hundiéndose. Conocí muy malas personas en esa época, directa e indirectamente. Pero he salido adelante, además haciendo siempre lo que me salía del coño. Sin victimismos ni historias. Miro atrás y pienso, “joder, ¡menudo viaje!

Puedes leer la entrevista completa aquí:

http://www.mipetitmadrid.com/mipetitmadrid/web/seccion-es/7/cultura/articulo/ana-elena-pena-nos-ensena-sus-cicatricesentrevista-by-diana-aller

Cicatrices