martes, diciembre 04, 2007

Monstruos invisibles


Qué gran favor me hizo chica-costra al recomendarme esta obra de Chuck Palahniuk (conocido por la novela de "El club de la lucha". Este libro es una joya y me tiene enganchadísima, así que también os lo recomiendo, podeis leer la sinopsis aquí:

http://www.debolsillo.com/ficha_libro/ficha_libro.asp?Ident=19195&sello=NB

"Nos separa la consulta de la logopeda, y cuando me asomo para mirar veo a Brandy Alexander por tercera vez. La reina de todo lo bueno y amable lleva uno de esos vestidos de Versace sin mangas, como un guante, que producen una abrumadora sensación de desesperación y de resignación corrupta. La conciencia corporal aún humillada. Boyante aunque lisiada. La reina suprema es lo más hermoso que he visto en mi vida y por eso me acerco para mirar desde el pasillo.

- Los hombres – dice la logopeda – acentúan el adjetivo cuando hablan. Por ejemplo, un hombre diría: “¡Qué guapa estás hoy!”.

Brandy es tan guapa que podrías cortarle la cabeza y exhibirla sobre una almohadilla de terciopelo azul en el escaparate de Tiffany’s y alguien la compraría por un millón de dólares.

- Mientras que una mujer diría: “¡Qué guapa estás hoy!” – dice la logopeda -. Ahora te toca a ti, Brandy. Dilo. Acentúa la conjunción en lugar del adjetivo.

Brandy Alexander me mira con sus ojos Arándano Incandescente y dice:

- Qué espantosamente fea eres, hija. ¿Se te ha sentado un elefante en la cara, o algo así?

Apenas oigo la voz de Brandy. En ese momento, adoro a Brandy. Todo en ella produce la agradable sensación de ser hermosa y mirarse en un espejo. Brandy es mi familia real del momento. Lo único por lo que vivir.

Yo digo:

- Cfoieb svns ois.

Y deposito el pavo, frío y húmedo, sobre el regazo de la logopeda, clavándola a su silla giratoria bajo doce kilos de carne muerta.

Desde más cerca, en el pasillo, la hermana Catherine me llama:

- ¡Eeeh!

- Mriuvn gusi sjaoi aj – digo y, arrastrando a la logopeda con su silla por el pasillo, añado -: Jogund guinc sm fdo dcncgu.

La logopeda me sonríe y dice:

- No tienes que darme las gracias; me limito a hacer mi trabajo.

La monja ha llegado con el hombre y la percha del gotero; un hombre nuevo, sin piel y con los rasgos machacados, sin un solo diente; un hombre perfecto para mí. Mi único y verdadero amor. Mi príncipe azul deforme o mutilado o enfermo. Mi infelicidad eterna. Mi horroroso futuro. El monstruoso resto de mi vida."



Y hablando de monstruos (braquets incluidos), que no llamen a confusión las fotos de los globitos. Mi aspecto habitual es este:



El cartel del Feministaldia está listo, y toda la info aquí:
http://www.feministaldia.net/

6 comentarios:

Steam Monkey dijo...

Así me gusta! Palahniuk es el tio más fresco que conozco... y lo sabes.

Un SpaceMonkey te lo dice.

bori dijo...

Puez yo la vi en el CI y está usté cañó. Vamos que los pelos se me alisaron so de vel-la. ;-).

El Hombre Confuso dijo...

Aun así, sentadita leyendo, eres una musa inspiradora!!!!

Besitosconfusos Ana!!!

atenea crisoelefantina dijo...

niña la braguetaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Steam Monkey dijo...

Claro, yo soy el máximo exponente de Palahniuk aquí en este mundo. Por eso me gustó tanto tu relato de "Rosa Chicle" y quise adaptarlo a lo audio visual. ¿Cuando vienes para Barcelona?

Loredana dijo...

Le quiero desear unas Felices Fiestas.
Hasta el 2008!.