domingo, enero 09, 2005

El arte de la menstruación y otras alegorías femeninas



"Mi primera menstruación"-Ana Elena Pena,1999. Fotg. Sam Domingo
La maldición de la sangre:
La accionista, ya difunta, Gina Pane (http://www.arkineos.it/rivista/corparc/ginapane.html)
trasladaba sus rituales de autolesión al terreno de lo poético y lo femenino, donde la sangre adquiría un simbolismo adherido a la fecundidad, a la sexualidad, al sentido trágico de la vida y a la verdad sangrante del amor y sus misterios. Una de sus acciones más conocidas consistía en beber de una taza rota, mezclándose la sangre de los labios, heridos por los bordes cortantes, con la leche y la miel que esta contenía. Kiki Smith hizo una mordaz y atrevida crítica a la cirugía estética con sus “Recipientes de sangre y silicona”, además de un trabajo con cuencos en los que reposaban diferentes sustancias acuosas; lágrimas, como metonimia del llanto, semen, representando la lujuria y el deseo, y vómitos, indicadores del mal y la enfermedad. Son muchas las artistas contemporáneas que han trabajado con la sangre y en particular con la menstruación, artistas como Judy Chicago, que mostraba la extracción de un támpax usado en “Red Flag”(“Bandera Roja”) y Carol Schneemann, que pintó un cuadro con su sangre menstrual (“Blood Work”) además de protagonizar un curioso performance en el que se extraía lentamente un pergamino de la vagina en el que había escrito un discurso feminista.Todas estas artistas las podeis contemplar en el museo de la menstruación www.mum.org , donde también están mis fotos, jijijiji, www.mum.org/armepena.htm
Históricamente la sangre está ligada a las imágenes tanto de la vida como de la muerte, purifica y mancilla a la vez, pero se la considera peligrosa cuando brota de manera espontánea.
De todas las hemorragias, la que significa la menstruación en la mujer es la que mayor significancia y complejidad tiene para la psique del hombre. En muchísimas poblaciones arcaicas se ha considerado que la sangre menstrual quema la vegetación, impide el crecimiento de las plantas, contamina las aguas y constituye un peligro para el hombre. Cuando llegaba el momento, se aislaba a las mujeres para evitar todo contacto con el exterior y la consecuente contaminación. Sin embargo, la sangre adquiere efectos positivos si se la hace brotar voluntariamente, cuando el ser humano se apodera de su cuerpo y se mutila con el propósito de fertilizar los campos y curar enfermos, o bien en ritos de carácter funerario.
El acto de mutilarse es algo universal. Los anales chinos relatan que a partir del momento en que llegaban a la tienda mortuoria, se cortaban la cara con un cuchillo para que se viera correr la sangre junto con las lágrimas, en señal de duelo. Para los hebreos la sangre es el alma del cuerpo, símbolo de vida e impureza a la vez, relacionada con la maldición que cayó sobre la humanidad cuando Eva, la compañera de Adán, al caer en la tentación del diablo, provocó la desgracia del hombre. La pérdida periódica de la sangre se percibe así como una herida inmunda, un castigo infligido por Dios a todas las descendientes de Eva.
Desde entonces la noción de pecado siempre está presente en la sangre menstrual, que posee un marcado carácter punitivo. Pero no todas sus connotaciones son necesariamente malignas, en el siglo XVIII existía una curiosa costumbre que consistía en mezclar sangre menstrual con las bebidas y alimentos para lograr un efecto afrodisíaco en el amante. Todo esto nos da una idea del simbolismo ambivalente de tan preciado líquido, inseparable de la condición femenina. El misógino poeta del siglo XIX, Charles Baudelaire, decía en uno de sus versos de “Las flores del mal”: “El universo entero meterás en tu alcoba, mujer impura, máquina ciega y sorda que, con placer inmundo, eres gran bebedora de la sangre del mundo.”









8 comentarios:

Anónimo dijo...

quien ha escrito este articulo ocn esa foto es una mujer?. entonces mi mensaje va para ti.
tu accion de poner esa foto de esa naturaleza es algo q averguenza a mi genero. dolor, impotencia y verguenza me provoca tu estupida accion. es como un azote psico-espiritual. creo q eres muy necia para poner al descubierto ante gentes (hombres y mujeres) una intimidad unica de mujer. ojala me leas, ojala quites esa foto. ojala tengas mas dignidad como mujer. ojala leas mi comentario con objetividad, comprendiendo q soy una mujer herida y q tu avtitud, sobre todo por ser una congener mia solo me averguenza. has puesto a toda la comunidad internet algo q es privado, intimo. como no te tienes respeto, honor, dignidad.
creeme si un hombre mensruara no pulicaria su intimidad en una foto como la q tu has hecho.
No te ofendas, no es esa mi intension, solo deseo q me comprendas. pero la ofendida aqui he sido yo.
por favor, quita esa foto. te lo ruego.

ana elena pena dijo...

Creo que lo realmente necia es tu actitud, al escandalizarte con una fotografía con caramelo y miel simulando sangre. Si te disgusta, o te perturba, el texto que acompaña, sólo tienes que mirar hacia otro lado y sumergirte en lecturas más apropiadas para tí, en consonancia con tus creencias.
El arte es libre, tan libre como lo es la imaginación.
Y la menstruación es un tabú como tantos otros, y un tema que muchos artistas han tratado de diferentes formas, tanto desde el humor como desde el desgarro.
No tengo por qué quitar esa fotografía, porque no tiene nada de perverso e inmoral, ni siquiera de pornográfico, al ser sangre artificial.
Si tanto te disgusta, puedes mirar páginas de gatitos realmente encantadoras.
Un saludo

Anónimo dijo...

En realidad la imagen puesta de encabezado es un tanto grotesca, para mi gusto, pero debo admitir que el articulo es muy interesante y novedoso muy pocas veces se leen este tipo de cosas. Aunque no me molesta la foto creo que debieron haber puesto algo menos agresivo porque en la realidad la menstruacion no es tan terrible.

Anónimo dijo...

Ya que la menstruacion es un tema tabu,haces bien Ana Elena,no comprendo porque a algunas mujeres les disgusto tu pagina.Yo soy hombre y considero hasta sexy la menstruacion,por favor no me creas un enfermo,ya que una vez tuve relaciones sexuales con una joven mientras tenia su periodo y le cuento que fue una deliciosa experiencia.A las mujeres no les debe avergonsar la menstruacion.

Anónimo dijo...

quien invento esa estupidez???

Cari dijo...

Hola, él tema me pareció interesante, en general el blog es tendencioso, explica un punto de vista y es subjetivo.

Soy mujer, he menstruado más de 600días en mi vida y obvio no me escandaliza como en el caso del primer comentario ver una foto con sangre artificial, de hecho tu foto me parece de lo más limpia y cuidada, lo único polémico es algo que está fuera de ella y es el tema de la menstruación, que como tu bien has dicho es tabú.

Te felicito por tu trabajo y estoy deacuerdo con el caballero en eso de no avergonzarse de la menstruación.

Anónimo dijo...

Me parece una tontería que las mujeres (dirigido a la primera)se auto-censuren, a donde llegarán si ven a la menstruación como un tabú. Que costumbres ideológicas ha traído consigo la falsa moral instituida por las religiones, un medio de control, lamentablemente,aún vigente.

Anónimo dijo...

Creo que la mestruacion, a sido el argumento del estado patriarcal para menoscabar y poner en duda nuestra capacidad, la menstrauacion como proceso natural es un hecho verdaderamente bello aplaudo cualquier manifestación artística que la reivindique, creo que es una manifestación del cuerpo femenino verdaderamente digno, que que a sido escondida,como nuestra voz, como nuestra participación en la historia... amo mi "ruler" y aborrezco cualquier comentario contrario a ella ya que me identifica como mujer y me hace ser especial junto a todas ustedes que menstrúan