martes, marzo 30, 2010

NANA

Nunca más seremos tú y yo.
Seré yo, buscándote donde antes te creía.
Serás tú, buscándome donde antes me esperabas.

Nunca tendremos niños, todos y cada uno de ellos yacen debajo de mi cama, envueltos en papel higiénico.

Compraré una cuna con los doseles en azul y rosa, para meter las bolitas empapadas en semen ya reseco, y las meceré como a bebés cuando me encuentre sola.
Les cantaré flojito, nanas imposibles, y aunque no les oiga llorar ni reír, siempre sabré que están ahí. El día de la madre no vendrán del colegio con una tarjeta torpemente garabateada con cientos de colores que diga “Te quiero, mamá”. Tampoco me harán collares de macarrones ni me dirán que soy la más guapa del mundo.

Tampoco me preguntarán por su padre, pero si lo hicieran, les diré que fuiste un hombre fuerte y valiente y que moriste en la guerra.

Que nunca quise a nadie como a ti, que fuiste el amor de mi vida, y que todos esos señores que vienen a verme por las noches son sólo amigos.

4 comentarios:

SRO dijo...

Bolitas de papel higiénico empapadas en semen...hum! Desde luego, la inmensa mayoría de mis hijos podrían haber sido así. Quizás haberlos arrojado por el retrete fue un error por mi parte. Pero ¿quién iba a pensar que alguien podía llegar a ser tan comprensiva y tan amorosa con ellos?

Fantástico el view flickr photostream, AnaElena. No sé con cual foto quedarme para mi taquilla.

Steam Monkey dijo...

Muy literal lo de las bolitas de papel higiénico, muy realista, muy fresco.

sociopata antropofaga dijo...

ame tu blog (: definitivamente me uno!!
queria preguntarte si puedo poner este poema tuyo en mi blog, con el credito debido, obvio.. como si pusiera alguno de benedetti o algo asi XD
saludos desde el mas aca
xoxox

ana elena pena dijo...

puedes :)