martes, septiembre 16, 2008

AMORES DOMÉSTICOS

Los amores domésticos son aquellos que se instalan en tu vida casi sin darte cuenta. Con ellos la casa es un remanso de paz. No hay platos rotos en la cocina, dudas en el dormitorio ni lágrimas en el salón.
Sois una mascota fiel y cariñosa el uno para el otro, cuando le llamas viene, cuando te necesita, allí estàs. Os lameis, como gatitos, os acariciais la espalda y os acurrucais en el sofá aunque nunca os pongais de acuerdo para elegir el programa que ver en la televisión. Aunque nunca sepais qué hacer por las noches ni a donde ir.
Aunque él beba whisky cola y tú sólo cerveza.
Aunque no te gusten sus amigos ni a él los tuyos.
Aunque vengais de planetas diferentes, a años luz el uno del otro.
Os acariciais, os lameis y ronroneais.
Os aburrís. Pero juntos.
Son amores cómodos, tranquilos, seguros… Es como estar en casa.
No importa que te escuche sin comprenderte. Al menos te escucha.
Tampoco importa que te abrace sin abarcarte. Al menos te abraza.

Amores domésticos, amores conformistas, pero amor, al fin y al cabo. O eso parece.
Tienes miedo de entrar en la jaula de los leones, pero en el fondo te mueres de ganas. Tu casa es tu tumba. Tu corazón se adormeció hace tiempo, no escuece pero tampoco nota las cosquillas.
Lame, gatito, lame….
No se quién soy, ni donde estoy, ni qué hago aquí...pero se que al menos no duele.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

mierda... acabo de tener una epifania gracias a tu entrada...
love u, Ana Elena...

Vane dijo...

mmm... así que amores domésticos, que ¿no hacen daño? es eso posible??? quizás debería de probarlo.

Un besito Ana Elena!

Desafecto dijo...

Buen análisis sociológico. Bien visto.
Yo lo llamaba Amor sereno, circunscrito casi a matrimonios añejos. Supongo que tú categorización es más amplia.
¡Qué triste, en todo caso!

Eva Cristina Mesas Escobar dijo...

Así es el amor, Como decía Marcel Proust:

“Habría que optar entre dejar de sufrir o dejar de amar. Pues el amor, que al principio está formado de deseo, más tarde sólo se mantiene únicamente por una ansiedad dolorosa”

(De la imaginación y del deseo, Marcel Proust)

Así que amemos y suframos a partes iguales, pero amemos Por FAvor!!!!


perdona si he colgado este comentario varias veces, tengo el internet hoy vacilón y no me deja comunicarme contigo.

Besitos muñequita

Hotxe dijo...

Hay gente para todo; anteponer el confort a otros intereses es una opción muy válida para el que le guste eso. Muchos animales lo llevan en los genes...
De hecho a veces no viene mal pasar una temporada así, pero aparte de los perros (hablando de animales), a los gatos al final les pierde el instinto y la cabra siempre tira al monte.

Jaime dijo...

Ana Elena, a ti tb tq un poco. Si te mueres de la envidia de eso, te diré que soy gay... si te mueres de la envidia de lo de LCA azul te diré que contigo tb queremos foto ¿A que si dear Eva?