martes, abril 22, 2008

Wash your Blues away...


Con el tiempo aprendes a sobrellevar los estados depresivos con cierta dignidad y templanza. Al fin y al cabo, adivinas que son la antesala de una próxima temporada happy-happy. Del mismo modo que sabes que la tormenta es el preludio de la calma y el sol.

Sin embargo, cuando logras quitarte el velo gris de la cara y todo aparece resplandeciente bajo tu nuevo estado de ánimo recién estrenado, empiezas a desconfiar, a temer el mañana, y te preguntas angustiado cuando acabará esa felicidad. Cuando volverán los cuervos negros a posarse sobre tus hombros y cabeza para picotearte como si fueras un espantapájaros.


La tristeza es entonces dulce y acogedora, y la felicidad amarga y traicionera.

Todo es raro, pero extrañamente familiar.

¡No sigas al conejo blanco! ¡No vayas hacia hacia la luz!

Todo son prohibiciones para que te abstengas de visitar otros mundos.... ¡Arriesga! si total, como decía Marcel Duchamp, "siempre son los demás los que se mueren".

5 comentarios:

Amanda Manda Más dijo...

Hola jefa. Me presento: amanda manda más, para servirla. Acabao de crear un blog y te tengo agregada en un link como primera heroína (y única de momento). Tuve tu canción de me pongo de caballo como politono hasta que tuve que empezar a trabajar con niños, ahora q trabajo con yonkis tampoco es plan .

Mi blog es: http://eldiaqueyonacilamadrequemepario.blogspot.com/

Si te lo miras dime q te parece, sería un honor tener la opinión de toda una eminencia.

Un besazo, y viva el petardeo.

Steam Monkey dijo...

Lees mi mente de una manera inquietante. Y que conste que esto no se lo digo a todas ;) ni mucho menos.

RUBIN dijo...

Estupenda, como siempre.

Un besín radiactivo!

Lord Derfel Cadarn dijo...

Podría ser el comienzo perfecto para un buen libro. Me gusta!

Anónimo dijo...

ESTO SUENA A INCITACIÓN AL SUICIDIO