jueves, abril 03, 2008

Cómo echar a perder un ligue en DOS DÍAS!!

Si Michele Alexander y Jeannie Long ya escribieron un libro sobre cómo hacerlo en diez, yo os aseguro que mi método es más rápido y efectivo. Y que lo conseguireis en dos (o menos)
Pongámonos en antecedentes de lo que te ocurrió aquella noche de sábado:
Pasaste una noche loca, loca, loca (por un beso tuyo) en plan Malena Gracia pero tirando a Massiel, (conga de jalisco incluído, y baile de la toquilla invisible, esto es, como el "air guitar" pero con la toquilla en el aire).
Te hiciste la valiente con las "margaritas" y los taponcitos de tequila, abusando de todo tipo de licores (incluído ese horroso de color violeta al que no se por qué llaman "Perfet amour"-(bueno, si lo se....:-( )
A la manaña siguiente, despiertas en tu cama con un señor al lado que no conoces de nada y cuyos atributos físicos y olor corporal no despiertan en tí más que el asco y la confusión. Maldices a José Cuervo reposado, te juras a ti misma como caaaada domingo que no volverás a beber, e incluso te planteas cortarte el brazo del que se agarra fuertemente, tal y como hacen los coyotes cuando caen en una trampa mortal. ¿Que qué hacen? : morderse el miembro hasta amputarlo para poder escapar.... ¡lo prefieres antes de antes de despertarlo!
Pero no hay necesidad de tomar tan truculentas medidas, lo mejor que podeis hacer en estos casos para deshaceros de el interfecto y además quedar como una señora, es lo siguiente:

1. Deslizaros suavemente de la cama, agarrad una bata viejuna del armario, cuanto más desgastada mejor, a ser posible a cuadros, en plan Barragán. Zapatillas mugrosas is O.k
¡Chí cheñó!

2.Despeinaros un poco esforzándoos en mostrar el peor aspecto posible.

3. Poneros las gafas de ver (miopes, estais de suerte), y/o recogeros el flequillo con una pinza de la ropa. Esperad a que se levante para recibirle de esta guisa en el salón, con un té laxante en la mano (os recreais en contarle detalladamente vuestros problemas de estreñimiento que los yogures de José Coronandolatazadelbáter no ha logrado paliar)

4.Poned en la tele,un programa donde salgan señoras y mariquitas malas hablando de las miserias ajenas, tipo “corrillo de Maria Teresa Campos”. A ser posible el de Ana Rosa con Belén Esteban. Si teneis ONO, en telecorazón ponen uno bastante virulento con Carlos Ferrando, que ha dejado el puro. Tú no, y así te va, bonita. Cine de Barrio es otra opción.
Claro que mejor es que lo tengais grabado de antes y así podeis ponerlo para la ocasión. Ni se os ocurra poner la Fórmula 1. Se trata de que se largue.

5.Procurad tener a la vista revistas tipo "Hola", "Pro-novias" y "Adelgazar hoy". Hojéalas compulsivamente y comenta los modelitos. Dile que te sabes de memoria la tabla calórica de los alimentos. Si el tipo tiene ínfulas de intelectual decidle que os encanta Ricardo Bofill, y citar en voz alta algún párrafo de su último libro. Decidle que os encantó la escena de "Hot Milk" en donde esnifan cocaína encima de una ensaimada y que desde entonces sales con una en el bolso, por si te invita alguien a un tirito a cambio de enseñarle las tetas.

Ese será el pistoletazo de salida. No le volverás a ver más. Congratulations.

Pero, si se queda contigo en el sofá… y te pregunta si tienes la Cuore, no lo dudes, ¡es tu hombre! Aunque si con la lucidez del gelocatil, recuerdas que le conociste en Venial o en un concierto de Borrachas Provincianas, no lo dudes, pierde aceite.

SEGUNDO DÍA:

Si ni con estas ha dejado de llamarte, es un plasta. O un perturbado. O ha hecho una apuesta con los amigos. O todo a la vez. Entonces tienes que pasar al plan B. De aquí no pasa, fijo, a menos que se trate del mísmisimo Michael Landon :

Esta es la segunda parte...que corresponde al segundo, y definitivo día. Te has dado cuenta de que es un pesado y un imbécil, pero la cosa no puede seguir así, ahora sabes CÓMO, definitivamente, borrarlo de tu vida.
Gracias a mí.
ATIENDE!
1. Queda con él en un bar y llega cinco minutos antes. Dile, cuando llegue, que llevas una hora esperando (aunque él haya sido puntual), y lloriquea un poco haciendo pucheros.

2. Dile que te presente a sus amigos. Coquetea descaradamente con todos y cada uno de ellos. Tócales el paquete. Cuéntales que es malísimo en la cama, haciendo chistes sobre su pene.


3. Bebe y fuma más que él. Pero cuando le veas coger un cigarrillo, pon cara de asco y haz aspavientos haciendo ver que te molesta. Acúsale de estar tonteando con todas, aunque sea incierto.

4. Súbete a la barra y contoneaté como un zorrón de discoteca, en plan "Bar Coyote", y cada dos minutos, haz una palmada en el aire acompañada de un "uauuuuu". Desde allí, pide a gritos al DJ que te pinche el "chiki chiki". Si atendiera tus peticiones, demuestra que te sabes el baile al dedillo.

5. Llévatelo a casa. Enseñale fotos de cuando ibas al instituto y eras gorda y tenías granos. Dile que ahora follas como una condenada. Y que te gusta hacerlo a pelo. Muéstrale fotos de todos tus ex, y de todos tus amigos. Dile que también son tus ex. Si tienes fotos de alto contenido sexual, esta es la tuya.

6. Aún así, querrá acostarse contigo, para amortizar la horrorosa noche que le has brindado. Recuerda no haberte depilado ni duchado esa semana. Adopta la forma, la postura y el movimiento de un saco de patatas. Túmbate sin hacer nada y gime como una posesa.

7. Durante el coito, habla. Dile unas cuantas cosas, como por ejemplo: que tu último novio la tenía más grande. Que a veces te acuerdas de él durante el acto sexual. Que eres frígida pero que te hace cosquillitas el mete-saca.
Mírale fijamente y dile que te recuerda a tu padre. Quítatelo de encima bruscamente y dile que te han entrado unas ganas enormes de cagar.

8. Cuando vuelvas del baño, pregúntale si ha mantenido alguna vez "relaciones sexuales con vegetales" (tal y como hizo Emma García con la concursante binguera de "El juego de tu vida")
9. Coméntale si le gusta leer. Dile que tienes la bibliografía completa de Lucía Etxebrría.

10. Como le habrás cortado el rollo, no podrá rematar la faena. Dile entonces que es un inútil, un impotente, y que para levantar "eso" necesitarías una tortilla de viagras. Pégale. Date la vuelta y échate a dormir, entre risitas burlonas.

11. Cuando se despierte, tráele el desayuno a la cama. Concretamente, un café con leche frío y sin azúcar y un par de tostadas quemadas. Si te pide azúcar, machaca un puñado de sacarinas y échaselas. Oblígale a que se lo coma y se lo beba todo. Dile que tiene que alimentarse, que parece enfermo.

12. Dile que estás a dieta, y que sólo comes gusanitos de queso y batidos de Biomanán. Saca una bolsa y devora una bolsa de chetos con la boca abierta, procurando hacer mucho ruido y dejando que las migajas inunden toda la cama.

13. Dile que te gusta Pippi Estrada (pronúncialo con dos "pes"). Confiésale que tienes un colgante con el nombre de "Pippi" escrito en un grano de arroz, que compraste en la feria hippy de Torrevieja.

14. Dile que te vas a tatuar la cara de Pippi en la nalga izquierda. Y su cara, la de él-tu novio-(llámale así), en la otra nalga. Que irán vestidos de vaqueros, como batiéndose en duelo. Y de manera que tu ojete parezca un agujero de bala, con humo subiendo por la rabadilla.

15. Coméntale que eres muy celosa. Que las actrices porno te parecen unas putas. Que todas las mujeres son unas putas.
Pero que tú te lo montarías con un viejo baboso y repugnante si te ofreciera una jugosa cantidad de dinero. Dile que 60 euros estaría bien.

16. Hazte la graciosa. Dile que eres una gran cómica, e imita la voz de Tamara, Carmen Sevilla, la Bruja Lola, Torrente y Pocholo, todo a la vez.
Hazlo mal.

17. Si aún así, insiste en hacer el amor, dile que no puedes, que tienes el "chomino escocío" (con estas mismas palabras) y que has gastado el lubricante que quedaba untándolo en las tostadas porque no tenías mantequilla.


:::::::::::::
Espero que os sean de utilidad mis consejos. No hay de qué. Pero estoy de acuerdo con lo que dicen en Moulin Rouge:
"LO MEJOR QUE TE PUEDE PASAR EN LA VIDA, ES AMAR Y SER
CORRESPONDIDO"





7 comentarios:

Alphafoil dijo...

¡Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja!

Gracias, Ana, hacía tiempo que no me reía tanto

Mameluco dijo...

Jojojojo
QUe cruel eres, ¡jo!

Como le hagas a eso a uno sensible te lo cargas.
Aunque bien mirado uno sensible se percata antes de que no lo quieres...

Anónimo dijo...

¡qué grande!

Besitos , sí?

Anónimo dijo...

Y xq no djarlo el primer día?? Así, nos evitariamos hacer el ridículo xa q nos djara el.


...

MeriJane dijo...

Jeje! me río mucho con tu blog ana, me encanta! este ha sido bueno, pero el anterior, no se quedó corto.

voy mirando si actualizas desde que encontré tu blog! gracias por hacerme pasar un buen rato leyendo!

besitos!

Eduardo dijo...

Fantastica!!! me encanta tu trabajo, te he descubierto por un amigo en el fotolog y me has dejado prendado, ENHORABUENA!!!
Lloro de risa contigo..

Reina Azúcar dijo...

jajajajajajajajajaja la gente me ve como si estuviera loca (yo) en la oficina jajajajajaja eres geniaaaal!!!!