miércoles, diciembre 20, 2006

Llegó con tres heridas



“Cuando una mujer recurre a una conducta compulsiva y repetida-repitiendo una y otra vez un comportamiento que no la satisface y que provoca declive en lugar de una prolongada vitalidad- para aliviar su exilio, lo que hace en realidad es causarse más daño, pues no se cura la herida inicial, y en cada una de sus incursiones, se produce nuevas heridas.
Es algo así como aplicarse una ridícula medicina en la nariz cuando uno se ha hecho un corte en el brazo. Las distintas mujeres eligen distintas clases de “medicinas equivocadas”. Algunas eligen las que son visiblemente equivocadas como las malas compañias o los vicios y caprichos perjudiciales o nocivos para el alma, cosas que primero te elevan y después te derriban al suelo (…)

Di la verdad acerca de tu herida, y entonces comprenderás el remedio que le tienes que aplicar. No llenes el vacío con lo que te resulte más fácil o lo que tengas más a mano. Espera a encontrar la medicina adecuada. La reconocerás porque tu vida será más fuerte y no más débil." (Clarissa PInkola Estés: "Mujeres que corren con lobos")


Puede que esta canción en algún tiempo me salvara la vida::
::: "Llegó con tres heridas" ::: (que en realidad es un poema de Miguel Hernández)

3 comentarios:

Ru8iN dijo...

Que no le hagan daño, Ana Elena, que me enfado...

Ru8iN dijo...

Que no le hagan daño, Ana Elena, que me enfado...

Steam Man dijo...

Yo si que estoy herido y traumatizado... nunca contestaste el email con el guión... "en cuanto tenga tiempo lo miro" es lo último que leyeron mis -ya por entonces- húmedos ojos... o, cuanto dolor Shakespeariano corre por mis venas. Oh! oh!