viernes, agosto 05, 2005

I´m a "girlwholikesporno"

Con frecuencia me pregunto qué sentido tiene el fenómeno “fotolog-blog-messenger”, y las conclusiones a las que llego me abren nuevos interrogantes. Resulta paradójico que en una sociedad donde reina la hipercomunicación mediática, la gente se sienta más sola que nunca. Se está perdiendo poco a poco la vivencia de calle, la vivencia humana real, porque resulta más cómodo quedarse en casa a teclear con los “amigos virtuales”. Esto dificulta gravemente las relaciones interpersonales profundas, realmente no conocemos a quien nos escucha o nos lee al otro lado, y de repente, nos encontramos abriendo nuestros corazones y mostrando nuestras miserias a un montón de extraños. Pornografía emocional, pura y dura(lo cual no nos aleja mucho del "Diario de Patricia").
Cuando los sentimientos abandonan el ámbito de lo privado,de lo íntimo, para mostrarse públicamente, resulta obsceno, morboso. De la misma manera que sucede con el sexo.

No nos detenemos a pensar si este deseo de desnudar nuestra intimidad nos hace vulnerables, pues al fin y al cabo, estamos expuestos a todo tipo de “voyeurs”, que pueden en un momento dado utilizar esa información para atacar nuestros puntos débiles. Es el peligro de desnudarse, que la gente, viendo como eres, sin vestiduras que enmascaren y protejan, puede señalar tus faltas, y en el mejor de los casos, identificarse con ellas, en el peor, atacar como un perro de presa donde sabe (O CREE) que más duele, y es entonces cuando nos invade un falso pudor que a esas alturas ya no tiene sentido, porque ya no hay vuelta atrás.

Yo me declaro abiertamente pornógrafa,o porno-adicta, en todos los sentidos, pero en ocasiones dudo si otorgar a la pornografía, bien sea la del cuerpo o la de los sentimientos, un valor terapéutico, excitante, catártico o…,simplemente, alienante.
En ocasiones he tenido un amago de arrepentimiento, por haber dejado abierta demasiadas ventanas al exterior, pero hoy por hoy me siento lo suficientemente fuerte como para mostrarme vulnerable.
Resulta también curioso que la droga que más triunfe actualmente sea el MDMA, una droga que despierta sensaciones (falsas) de empatía, de confianza, de amor y de acercamiento entre las personas. Porque eso es justo lo que echamos en falta en esta sociedad tan individualista. El hecho de que una simple píldora acabe con esa sensación de aislamiento de un solo golpe rellenando ese vacío, resulta a la vez maravilloso y terrorífico. Porque el vacío acecha de nuevo, una vez agotada la sensación de euforia provocada por la química, y cada vez más profundo, atrae como un vértigo, amenazando con devorarnos como si se tratara de un agujero negro en el espacio de nuestra propia soledad.

Juan Carlos Pérez Jiménez, en su libro “Síndromes modernos”(que recomiendo como lectura veraniega), afirma que "las drogas q influyen sobre el estado de ánimo han cobrado unal importancia vital, pues resultan necesarias para hacer frente a un cambio radical de la vida. Todo el mundo occidental tiene acceso a una píldora q calme su estrés, su depresión o su angustia vital. Lo mejor seria bucear en nuestro mundo interno y llegar al origen del problema, pero no queremos enfrentarnos a nuestros fantasmas y preferimos doparlos aunque en el proceso se diluya parte de nuestra personalidad. Otra actitud muy socorrida es incrustarse en un prototipo social que nos guie por el mundo a costa de nuestra propia personalidad, nos podemos hacer pijos, poppies, modernos, moteros... para evitar tener q pensar hacia donde dirijimos nuestras vidas. Lo mas fácil es tirar de estereotipo y limar lo q sobra de uno mismo. Por eso la globalización es un éxito, por eso nos parecemos tanto y a todos nos gusta lo mismo."

4 comentarios:

slavina dijo...

I'M TOO!

querida AnaLenaPena, me llamo slavina y soy un agente del desorden llegada hace poco en Barna.
tengo una mision!
contactarte y invitarte al nuestro LadyParty, en Roma, en octubre ;)

he empezado ahora a leer tus cosas y me gustaria muchissimo conocerte y hablarte de visu.

mira phagoff.blogspot.com
son algunas fotos de las fiestas nuestras de el ano pasado, asi' puede hacerte una idea de quien que te invita y que genero de experiencia sera' ;)

cuando (y si) encuentro tu mail te escribo una carta personal

ahora tenia gana de hablarte lo mas rapido :D

lo siento por mi castellano, pero mejora por istantes...

te espero,
slavina

yzhan dijo...

Sí señora, estoy bastante de acuerdo contigo pero no con el señor Pérez Jiménez, al menos, sin matizaciones: las drogas ( me refiero a las recetadas ) son bastante necesarias para un gran número de personas y en muchos casos imprescindibles pero no solo para afrontar un cambio radical de la vida sino para sobrellevar la que tenemos. Nos ayudan a continuar con nuestra vida en esta miserable sociedad y, quizás, tal vez, no lo sé, únicamente el cambio radical de vida podría librarnos de ellas. Solo que mientras las tomamos ese cambio radical resulta muy difícil y si no las tomamos puede resultar imposible porque antes que nada hay que sobrevivir. ¿ Hay salida ?
Y los blogs... un vicio que he tenido durante unos meses y que espero no volver a recuperar, a pesar de estar ahora escribiendo en uno, precisamente por todos los argumentos que expresas en tu post; la enclaustración, el retorcimiento más íntimo de un gran número de escritores mostrado sin pudor, que te adentran en un mundo oscuro, solitario y claustrofóbico. Y es triste porque la mejor luz no es la que ofrece el monitor de un ordenador sino la que se filtra a través de una ventana. Pero tú lo dices, como tantos otros y ya tiempo atrás, solo es la soledad.
Saludos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
sinsentidos dijo...

Todo el que tiene la necesidad de expresarse es, de una forma u otra, un exhibicionista: es lo que tiene ser un adicto a la comunicación. Las mentes inquietas suelen ordenar sus pensamientos compartiéndolos con los demás, es una buena terapia porque cuando sacas lo que tienes dentro lo que haces es descontextualizarlo y observarlo desde otra perspectiva, todo un ejercio de higiene mental bien rentabilizado por psicólogos de medio mundo.

Tú has escogido utilizar internet para exhibirte y comunicar a la vez que identificas claramente tu persona física. Es una apuesta cuanto menos arriesgada pues cierta lógica de supervivencia recomienda evitar dicha identificación cuando uno se desnuda en la red. Para lo que es el exhibirse cotidiano y convencional están los amigos, los conocidos, los que uno se encuentra en la barra de un bar o en el banco de un parque. Cuando los que navegan en la Red del Anonimato se encuentran con otro sin cara suelen hacerlo de forma mucho más natural y sincera, de otra forma se sienten en superioridad y surgen situaciones patéticamente risibles, pero a veces desagradables. Al final una de las cosas más fascinantes de la Red sigue siendo la libertad de sentir que por un momento no tienes cara, ni casa, ni pasado, y todas las posibilidades comunicativas que esto te ofrece. Mientras tanto, me ha encantado exhibirme un rato en tu pequeño resquicio del deshaogo.